BIENVENIDO!! Este es un espacio dedicado a la interacción cultural en la diversidad de nuestros va

lunes, 6 de febrero de 2012

Guatavita en Cundinamarca un ejemplo de Responsabilidad para el Mundo.

Segundos más tarde en los que el fuego amenazó la biodiversidad del paisaje del cerro de Montecillo en el municipio de Guatavita en Cundinamarca sus habitantes hoy recorren los diferentes senderos para reconocer el tributo a la deuda ecológica.
En el pasado congreso de tierras llevado a cabo por diversas organizaciones para el desarrollo de una política con base a la cosmovisión ancestral, la des contaminación ambiental y la democracia de nuestra geografía social en la ciudad de Cali fundaciones, corporaciones, sindicatos y entre otros como el colectivo Soberanía en recursos naturales y Minero energéticos se mantuvieron firmes para pactar en un  documento registrado el pago de la deuda individual y comunitaria que acreditan los seres vivos con los errores y abusos del hombre con la naturaleza, los mismos que superan los ajustes simbólicos prometidos con dominar la biota.
El derecho social al pago de la deuda ecológica más que un intercambio económico es una compensación a la naturaleza a las consecuencias causadas por el hombre donde advierten agotar la vida y existencia de nuestra propia especie; una indemnización que responde indiscutiblemente a las olas de calor y frio intensos que azotan el ciclo ambiental de los ríos, lagunas y embalses, la descontaminación y recuperación de especies nativas tales como alisos, quiches y frailejones reservados en largo y ancho de la montaña, conejos mariquitas, mirlas entre otras rocas de forma amorfas. Todos ellos aptos para el desarrollo vital de este ecosistema invitan a dar hoy día una mirada  desde los organismos especies y comunidades a de la población ascendente del mito del Dorado a vivir y convivir de manera particular en la paz y tranquilidad que habita este escenario cultural en extremo de la sierra en Guatafita.

Se encienden las alarmas
Desde la vereda Montecillo en el centro de la collado natural, la piedra “La Cabezona o la Pescuezona”  como es llamada por hombres, mujeres, campesinos y turistas encienden luces verdes y amarillas para mantener el equilibrio ecológico de las relaciones con la naturaleza una cosmovisión más que desde los muiscas han evocado por atender a la emergencia de seguridad de las comunidades, prometiendo un tejido de armonía y justicia entre la razón y la mente humana para la construcción de un nuevo panorama rural en la nueva Guatavita Naturaleza y Cultura.
La alerta es estar alerta para proteger, resguardar, custodiar y defender el patrimonio de nuestros ancestros Muiscas, trabajar en la protección de los derechos de la vida social, labrar un paisaje con miradores hacia el futuro de nuestras generaciones, retar los obstáculos de la apatía y fijar nuestra bandera para ejercer el derecho disfrutar de nuestra naturaleza.
Es hoy día el legado de la piedra quien con su alongada imposición hace que conozcamos su verdadera historia a través de la tradición de quienes la rodean cuentan el origen de un vigilante indígena que fue maldecido como estatua 

domingo, 24 de abril de 2011

Guatavita Biodiversa

Grupo Danza Teatro ElDORADO Guatavita Cund.
En el festival Costumbrista
Municipio de Ciénaga Magdalena.  
El VIII Festival folclórico de Danza "Costumbrista" llevado a cabo en el municipio de Ciénaga Magdalena Organizado por la Corporación Folclórica Costumbrista, resultó ser uno de los mas significativos a nivel cultural, pues allí grupos de diferentes partes del territorio Colombiano disfrutaron de la participación por el respeto de la identidad en la diversidad de la naturaleza.

Rafael Reguillo Director del evento, es el encargado junto a Arnel Ladrón de coordinar cada año la realización en el coliseo cubierto central, el encuentro de danza y baile popular en el corregimiento del Magdalena donde la cultura como parte fundamental del arte, compromete desde sus raíces de la diversidad con la estética el arte Norveau, La Masonería, el mito del Caimán Cienaguero, y uno de los sucesos mas impactantes a nivel nacional ocurrido el 6 de Diciembre de 1928 frente a la protesta de por lo menos 5.000 trabajadores de la United Fruit Company llevaron a re evaluar a las pésimas condiciones de trabajo que según las tradiciones orales por lo menos de 300 a 800 personas fueron arrojadas al mar. Un departamento que emprende hoy el orgullo de su gente que labora por amor en la alegria de su paisajes y la vegetación de la Ciénaga quien a 15 Kilómetros del lugar desemboca en el Mar del Atlántico y que es sin duda alguna hace parte de la memoria historica nación. 

Entre los mas destacados en su representación dancistica, se mantuvieron equipos de los diferentes departamentos tales como la región de Piojó, Valle del Cauca, Zapatoca Santander quienes sorprendieron al público con bailes como el Mapalé, la Cumbia, La Mohana, La Danza Chimila, El Baile del Cien pies, Danza Boyacense y hasta formas diversas de la región del meta con el Joropo llevar a cabo por el Municipio de Guatavita Cundinamarca, el reconocimiento por su emprendimiento en la creatividad de sus trajes y pulcritud en la coreografia disfrutó frente a otros grupos el Segundo lugar de representando tambn la danza Chimila una de las mas significativas del departamneto de Valledupar por la fusión entre las culturas Chibcha y Arawak.  
El respeto por la diversidad se vio caracterizado  por los múltiples trajes enmarcados en llamativos colores fabricados por las manos que comparten juento a sus familias y allegados la delicadeza de las fuentes de tradicion artesanal  que     


Guatavita y Cienaga magnalena emprendieron uno de los retos mas tradicionales de la cultura en hacer que la danza contenga y mantenga en la memoria de sus tradiciones el movimiento del baile y de la danza como forma y estilo de sonar la vida frente a los valores por conservar la naturaleza y el folclor

sábado, 23 de abril de 2011

Semana de recogimiento y adoctrinación de la Santa Naturaleza

Simbología tradición liquida de las costumbres del Guatavo.

Las tradicionales fiestas de la semana mayor en todo el territorio nacional vuelven la mirada de esculturas como San José, el divino niño Jesús y La Virgen de los Dolores patrona de Guatavita a comprender de manera introspectiva las huellas de la cultura y la religión. Estas formas conservadas en museo religioso del municipio Cundinamarqués, expone a los participantes en la novedad del arte español una figura sobresaliente al capital simbólico que emprende el trabajo comunitario por conservar el lado ancestral, rindiendo un homenaje a la conservación de espacios por llevar a cabo la idea política de la cosmogonía  Muisca. 

Los ornamentos sacerdotales encontrados hace mas de 400 años, resaltan la beldad de algunas prendas bordadas en hilos de oro y plata, metales que acompañaban los intereses canónicos concebidos por la fe cristiana como un legado nocivo de las comunidades orfebres, costumbres atribuidas al rededor de  habitadas tierras con aborígenes que para este entonces permanecían al tributo del Zipa y atentaban contra la política de una doctrina dictadora.

Hoy se cita con el nombre a Guatavita en Cundinamarca a un pueblo que aguarda definitivamente en el paraje hídrico de su laguna, el embalse de Tominé y cada rincón de su arquitectura colonial reconocida por el turista como una de las mas importantes a nivel nacional en la producción del capital ciclístico, parapentistico y náutico, debido al compromiso de integrar en los espacios de la vida cotidiana y la practica del deporte como un torrente de encuentros comprendidos de ancestros la espiritualidad de la vida social en la región.  Es posible comprender a diferencia de de otras colonizaciones que cultura de las contumbres en los periodos de la conquista Europea el reinado persuadido por los canónicos que orientaban a los indios e indias de las montanas del relieve andino, su misión dogmática por la que encarnaba en estas tierras la deidad del mundo superior, aun así asistiendo las batallas por la culturización de sus costumbres al tributo ortodoxo de la iglesia Católica.

Desde 1593 los relojes que permanecen al servicio de los colombianos en esta institución abierta al público los días de Semana Santa, Domingos y Festivos durante todo el año, estacionaron en el tiempo a favor de la historia el despertar del pensamiento sapiente para evocar la memoria popular de los saberes de la nación. Mientas que las fotos inundan sus paredes del fervor que trae consigo la pasión por  reconocer cada uno de los instantes en los que se asentaron los ministerios colonialistas de las doctrinas españolas.

JURAR EN VANO?

Para este entonces donde la curia de la iglesia en el recogimiento de la religiosidad decide dinamitar por completo las fachadas de la obra, toma por sorpresa a los turistas y habitantes del municipio que intentan  a travesar las fronteras de la ausencia en la nostalgia del recuerdo por las vías mártires de la navegación, el buceo y la fotografía; se asiste a los caídos y abnegados en acogerse a la idea de conservar las tradiciones bajo la maldición de un párroco que destina la suerte de su pueblo defendiéndose de la injuria y la calumnia que se valen los liberales para cometer sacrilegios en defensa de los valores conservadores, para los cuales las túnicas y reliquias servían de capilla para decidir el futuro del pueblo. Hay quienes aseguran que la violencia y la barbarie se toma la esfera del poder y se advierte un juramento maligno contra los pobladores y para el cual se rumor entre sus habitantes las palabras que un religioso afirmo: “Algún día serás cubierta por las aguas y las torres de la iglesia serán los nidos de las garzas”.

Una vez más la tradición oral establece los lazos más fuertes entre las estructuras de la lingüística y la antropología y por ende, los estudios realizados a lo largo y ancho del territorio nacional emprenden una mirada crítica al orden que contemplan a quienes han participado en la transformación de las historias locales el rescate de volver a ver con ilusión los caminos por los que transitó las fuentes hídricas de la historia nadando en veredas como Potrero Largo, Pueblo Viejo, el rio Siecha.

En un abrir y cerrar de ojos, la Semana Santa se ha convertido en un espacio cultural que alberga las tradiciones de los cinco mil Guatavos y Guatavas que adoctrinan a los turistas en cada uno de los escondites que convierte los lugares urbanísticos en filtros del manantial del regocijo del turismo que a su vez invita a participar en familia alrededor de sus paisajes a comprender de los valores del respeto y la amistad, salpicando del polvo dorado de la tolerancia, la idea de proteger la naturaleza y brillar en el gozo de la diversidad cultural colombiana.
    
Redacción 
Diana Pardo
Periodista y Comunicadora Social
Trabajando para la cultura de Guatavita Cundinamarca.

martes, 12 de abril de 2011

Cooperar, una estrategia que danza al son cultural del Bingo.


 El innovador municipio de Guatavita guarda en la memoria del tradicional Bingo bazar algunos de los secretos más populares que albergan hoy día los más de mil cartones y balotas numeradas del recuperado hoy Coliseo Cubierto Francisco de paúl en coordinación de los recursos destinados por la gobernación de Cundinamarca.
Visitantes y habitantes de las veredas Corales; Carbonera baja y Chaleche en cercanías del parque principal del pueblo, comparten sus espacios gracias a la colaboración de la institución eclesiástica y actual alcalde Daniel Fétiva Díaz exponente del estado actual del proyecto a la comunidad del municipio, quien gracias a la parroquia perpetuán cada año los recursos de este gran evento asignados al reparo y la construcción de nuevas bóvedas en los cementerios indígena, viejo y central.

El apoyo y reconocimiento comunitario de residentes y nativos del municipio de Guatavita de las 14 veredas expresa en las costumbres del territorio Muisca orales representaciones que cooperan con el enfoque de la responsabilidad en la preservación de naturaleza, incluida las réplicas de las figuras que aguardan el significado de quienes han compartido en la vida de sus calles la existencia de unas prácticas sociales de la cultura.  De allí que la emocionalidad del Canto eufórico de Bingo en este juego social de la cultura establezca dicha prioridad en las agendas del organigrama de la alcaldía municipal, sea el canal adecuado para producir e impulsar  las respuestas a los significados sagrados de los santuarios donde reposa la práctica de la vida eterna en generaciones de los ancestros, es una novedosa forma para revivir el espíritu cronológico y anecdótico de los tantos significados de la cultura popular.

Momificación
práctica representada en forma fetal.
La disposición de las balotas inscritas expuestas a la suerte del juego, se exponen en las creativas manos de la amistad y la competencia familiar, el interés en complementar textualmente cada una de las casillas donde se practica el juego, propuestas no solo en la ganancia de utensilios eléctricos, bonos económicos o trueques consumibles en el lugar del evento, sino también enfoque dinamico de la propuesta de un  Bazar Bingo contado en la narración del mito de Xie y Chia asentado en los secretos de la Cultura de la Civilización Muisca precolombina, quienes encontraron a la explicación de la muerte en el exótico lenguaje Chibcha que la gesta en la leyenda Chimi también denominada la pulpa o (La primera cosa del mundo) y la Tomsa (que tiene forma de Gacha) en el ejercicio del batir, donde para la mitología Muisca explicada por Gertrud Von Podewils Durnis en su obra Chigys Mie que en palabra indígena re significó “Cosas Pasadas”, en algunas de las ideas promulgadas durante la época romana donde se tomaba a partir del concepto de integración en la unicidad de la voz las relaciones entre el recaudo del dinero y las riquezas materiales consideradas como fuente del movimiento económico del momento se reunian alo largo y ancho costumbres voltivas entorno a las figuras que trabajaban.

En compañía de familia y amigos, 
se demuestra la riqueza Natural Guatavita la Nueva.
Bingo! Bingo Bingo! Anuncia el la muerte de la incertidumbre contada desde algún cartón y que desde las calles del mausoleo cuentan algunas crónicas de la literatura y piezas del museo indígena, las múltiples formas como los indios de Guatavita concebían el paso vertical de la muerte a la vida eterna de la misma manera como se concebía en estas tierras de derecha a izquierda en la inmensidad de productividad de la actividad agrícola, minera y práctica de la vida familiar.

Cementerio Central
Municipio de Guatavita Cundinamarca
Gueta que pereció a la inundación
del pueblo Viejo de Guatavita.
Hablar de deporte náutico en cercanías del cementerio antiguo en la Represa de Tominé cuando la creciente del rio Bogotá aumenta de acuerdo a la nivelación del volumen de las aguas en Cundinamarca Colombia,  trae consigo las intensas fuerzas graduales que afectan el ecosistema en el misterio global del cambio climático y que comprende para activistas como Delio delgado de 23 años y Francisco xxx dancista e integrante del Grupo Escuela de Danza Teatro ELDORADO de Guatavita desde hace tan solo tres meses, el resultado de nuevas hipótesis frente a los sucesos ocurridos meses atrás con el nadador xxxx quien pereció según las autoridades que atendieron el caso el origen de nuevas corrientes naturales que se generan de acuerdo a los fenómenos del movimiento del liquido en las profundidades del Embalse, es por ello que la importancia de sus testimonios dan nueva vida a los símbolos que se hallan alrededor de la Cultura del Guatavo.

Los valores Culturales de la danza,
 muestran la naturaleza y la calidad nativa.
Juan Carlos Ávila director y bailarín de música popular vive de las profundidades de la historia del movimiento y la Danza haciendo parte de los diversos ritmos del folclor regional y sus pluralidades, sin embargo siente que participar junto a las señoritas y jóvenes que sienten y viven de las costumbres de su pueblo apoya en gran medida el reconocimiento a la labor diaria que emprenden todas las personas que participan de alguna manera en el rescate de la identificación de su cuerpo como la naturaleza del lugar, fundado en la transmisión de las tradiciones familiares de la cultura de los valores del Guatavo. 


Compartir en la naturaleza del lugar
significa en el entorno recordar sus legados culturales. 
Para la fecha es importante rescatar que el párroco fulano de tal comprometido en la fe de la iglesia apoya el resultado de la propuesta comunicativa desde las audiencias locales de la Emisora Guatavita Stereo dan un aporte significativo y responsable a la propuesta social de de vincular de manera integral a los diferentes grupos sociales que deseen promover la cultura de la información promueva la transformación de tradiciones de la música, la danza, el deporte, el turismo y hasta la practica del conocimiento sobre su municipio y costumbres ancestrales bajo la idea de emprender una lucha por rescatar los valores ancestrales de la cosmogonía cultural.



Redactor
Diana Pardo
Periodista & Comunicadora Social
Trabajando por la Cultura y la Naturaleza en Guatavita Cundinamarca.





lunes, 11 de abril de 2011

Copa Torabicam un trofeo cultural Muisca


El pasado Domingo, la vereda Corales ubicada a 30 Kilómetros del Municipio de Guatavita, dió inicio a uno de los festivales deportivos mas importantes que se realiza en este territorio Cundinamarquéz, aquí equipos como los Gordos, Los Campesinos entre otros se dieron la mano para dar comienzo al encuentro cultural que junto al grupo femenino de mini tejo seguiría en la búsqueda por la final de la Copa Torabicam, una de las mas reconocidas por Guatavos y Guatavas de esta población a tan solo una hora de Bogotá.


Turrmequé, estilo informal de la cultura.
La igualdad de géneros fortalece la amistad 
Sembrando y cosechando a diario en los mas de cinco mil adultos, jóvenes y ninos que comparten junto a la naturaleza este horizonte de paisajes ancestrales aun conservados por sus pobladores, se halla la semilla cultural de la amistad y el apoyo por el deporte, respeto por las costumbres de la danza y el baile, como fuente de vida para la convivencia en la pluralidad del ambiente, es así como esta triangular mecha impactada por la música regional de nuestro país en la sonoridad de Antioquia y los llanos orientales del joropo, encendió la chispa en las canchas del polideportivo de la Vereda Corales, para dar inauguración a la fiesta que dio rienda suelta a la alegría y sonrisas por la paz .


El juego limpio está en la sinceridad de los actos.

Justo Pastor López un hombre con gran sentido del humor, apasionado por la práctica de la actividad deportiva y comprometido con las  relaciones sociales entre la comunidad rural y turistas, afirma que la integración hace parte del tesoro patrio de la nación, pues en la interacción de los grupos se establecen vínculos afectivos lo suficientemente sólidos como para hacer de los valores colectivos de la cooperación y la participación, germinen semillas en la naturaleza de sus 15 vereda. Es el caso de Carbonera Alta representada por Javier Rodríguez, quien distingue también los frutos del acompañamiento y la amistad mas allá de un galardón y el reconocimiento económico por parte de las instituciones locales y la alcaldía con el apoyo de mujeres orgullosamente campesinas y hombres que practican las tareas agricolas y ganaderas que cimenta el valor entre lo orgánics y lo mineral, fortaleciendo en realidad asociaciones tradicionales en la unidad de la familia y de las experiencias obtenidas alrededor del municipio de Guatavita Cundinamarca. Convivencia ecuánime y tranquila que describe una participante de la vereda Carbonera Alta. Desde el Departamento de Turismo, Recreación y Deporte, una de las principales fuentes en la gestión de programas culturales en áreas del medio ambiente y salud que hacen parte de esta área agraria su despacho narra a  los transeúntes de manera novedosa y detallada los juegos para quienes deseen participar y ser lideres en la práctica de Ajedréz, Pingpong, Parqués, Voleibol, Baloncesto,Tenis, Gimnasia, Rana contando especialmente con la elaboración de tejidos y cerámica. La reserva natural de cultura es actualmente el verdadero vestigio de la historia muisca en Colombia, una reserva natural de la cultura del Guatavo y Guatava que a travéz de la anual celebración de esta Copa Torabicam (Torneo Abierto Campesino)  abre para los espacios deportivos de escuelas de veredas como Chaleche, Montecillo, Tominé de indios, de Blancos Santa María y Guandita quienes hallan mas senales relucientes figuras voltivas  del patrimonio estatal, que durante décadas escondidas en el territorio alguna vez dominado por el Dios Zaque y Zipa, quienes dejaron labrada la tierra para que se rindiera homenaje de la riqueza de su capital humano dejada en el resplandor de aquella zona ortográfica, territorio que se ensambla así mismo la cultura de la participación.
Guatavos se integran todo el tiempo para comprender
 que divertido es ser Colombiano!!
La Escuela de Danza Teatro ELDORADO compuesta por Diecisiete jovenes estudiantes y definida desde la complejidad con la que históricamente se han relacionado sus práctica de la danza y el baile referido desde regiones diversas del país encuentran el las narraciones textuales de la literatura las actividades artísticas en la cotidianidad de sus grupos aristocráticos y políticos de los niveles altos de la sociedad organizaban e involucraba a las diferentes costumbres de los cundinamarqueses y lugares que contemplan la música como una tradición de la democracia para este entonces, ritmos que identifican a Guatavita la Nueva para destacar la belleza femenina y la unicidad de sus movimientos del cuerpo, la expresión vocal y los diversos sonidos del folclor Colombiano. Donde permanece anclada la cultura regional e inunda hoy día los escenarios del coliseo alrededor de la urbanidad del municipio de los espectadores al son de la naturaleza de este lugar del Guavio . 
videoSu Director y bailarín Juan Carlos Ávila, rescata el compromiso que llevan todos los Guatavos y Guatavas del municipio de Guatavita de la región de Cundinamarca al mantener la cultura de la práctica dancística y las costumbres muiscas por medio de eventos como el Festival ElDorado, dando al conocer durante su  integracion con los diferentes movimientos  del cuerpo y la representación en escena de la Obra de la Cazica, que describió en la obra a lo que corresponde al tomo X de los voluminosos escritos del cura Vicente de Oviedo quien dio final en según Luis Augusto Cuervo  describe en uno de sus interesantes prólogos del libro Cualidades y Riquezas del nuevo Reino de Granada, hallado en la colección Memoria Regional, de la Gobernación de Santander, Bucaramanga 1990 a travez de el Boletín Cultural y bibliográfico número 28 de la Biblioteca Luis Ángel Arango en el centro de Bogotá, donde se conserva la descripción simbólica de los territorios conservados a merced del mito del hombre salado con oro en polvo para ser ofrecido en su iglesia en sacrificio recopilado como el hombre del mito del Dorado.
En atuendos y accesorios de cabeza pies, la energía que acompano desde el llano a la región de la costa Atlántica transmitió a todos los participantes de este encuentro el homenaje que desde nuestros ancestros genéticamente nos deja el sentido de pertenencia y significado de nuestra cultura Chibcha-Muisca en la pluralidad diversa de la nación,  y entender como desde cualquier practica del deporte y la cultura se maniefiesta la presencia de de la memoria colectiva de colombia y el orgullo de estar conectados con una práctica de la política ecológica de las relaciones sociales en La vereda Corales del Municipio de Guatavita a 57 Kilómetros al norte hoy un centro de recreación y competencia de deportes Náuticos.

Redacción
Diana Pardo
Periodista & Comunicadora Social
Trabajando por y para la cultura de Guatavita